Preceptos de Imrani al-Jamal, lo maestro de Darqawi (en “Cartas de Darqawi”)

Miércoles 15 de julio de 2009, por Jamal al-Murb


Con tal que Tú seas dulzura, que la vida sea amarga!

Si Tu estás contento, que importa que la gente esté irritada?

Que entre Tú y yo todo esté cultivado,

Y que entre yo y los mundos no haya más que desierto!

Si Tu amor está asegurado, todo es fácil,

Ya que todo sobre la tierra no es más que tierra.

. Oh Allah, que mi vergüenza sea evidente a los ojos de las criaturas y mi integridad visible únicamente para Ti, y no al revés!

. Mientras otras personas se preocupan de la adoración, ocúpate tú del Adorado.

. Él es la única cosa, fuera de la cual no hay ninguna cosa.

. Si añades lo efímero, lo eterno, lo efímero desaparece y sólo subsiste lo eterno.

.Cuando las luces de la pura contemplación se revelan, desaparecen al mismo tiempo el asceta y aquello de lo que se abstiene.

. Miente quien pretenda haber bebido del vino de los iniciados y haber comprendido sus verdades espirituales y a pesar de ello no se haya desapegado del mundo. De igual manera que el paraíso no es accesible par quien no ha muerto y nacido de nuevo, el paraíso de la gnosis permanece cerrado para aquél cuja alma no esté muerta a este mundo….

. No digas yo antes de estar extinguido (en Allah).

. No tendrás vida antes de haber sufrido la muerte.

. No alcanzarás la meta a la que aspiras mientras duren las alabanzas que te rinden los hombres.

. No alcanzarás la extinción (fana) en Allah sino después de estar muerto al mundo evanescente.

. Si ante ti se retiran los velos, contemplarías al Bien Amado en ti mismo.

. Si tu alma estuviera libre de manchas, la Verdad llegaría y la vanidad desaparecería.




Enviar un mensaje

Facebook